Circuito Lanzamientos 

LOS MOTORES ELECTRICOS VUELVEN A LA PISTA DE CARRERA

SFKa movilidad eléctrica es uno de los grandes ejes de la transición medioambiental actual. Incluso ha llegado a los deportes de motor, donde monoplazas 100% eléctricos compiten en circuitos urbanos en el campeonato de Fórmula E. Estos autos no solo son eléctricos sino también silenciosos, gracias a la tecnología desarrollada por Spark Racing Technology, proveedor exclusivo de chasis y motores de los monoplazas eléctricos.

Con el ánimo de retomar los deportes, La Federación Internacional del Automovilismo (FIA) ha confirmado que la sexta temporada de la Fórmula E se completará en agosto 2020 con seis carreras en nueve días en el aeropuerto de Tempelhof, cada par de carreras utilizará una configuración de pista diferente, lo que presenta oportunidades para estrategias distintas y las condiciones para las impredecibles y emocionantes carreras de la Fórmula E.

Es importante recordar que para trabajar en el desarrollo del primer vehículo Monoplaza tres colaboradores se unieron a Spark Racing Technology: el fabricante de chasis italiano Dallara Automobili, los gigantes británicos de Fórmula 1 Williams Advanced Engineering y McLaren Electronic Systems para el sistema de propulsión, y Renault para los aspectos de seguridad y cumplimiento de normativas. “Empezamos con una hoja en blanco en la que debíamos plasmar un diseño técnico preciso que combinara rendimiento, confiabilidad y, sobre todo, seguridad, que es un elemento esencial de un monoplaza moderno”, continúa Gouzin.

Asimismo, un aliado importante de Spark Racing Technology es SKF, que cuenta con experiencia en el desarrollo y la fabricación de piezas para competiciones automovilísticas, y suministra todos los rodamientos de ruedas que equipan los autos de Fórmula E. La nueva generación de monoplaza 100% eléctrico cuenta con un sistema más rígido, compuesto por juegos de rodamientos de bolas de contacto angular híbridos que incorporan un distanciador. El uso de rodamientos con bolas de cerámica permitió a SKF reducir el peso global de los rodamientos de ruedas en 880 gramos.

Desde su lanzamiento, la Fórmula E ha superado un obstáculo importante con la introducción de un monoplaza nuevo, el Gen2, un Fórmula E de aspecto futurista que ha aumentado significativamente su velocidad máxima hasta los 280 kilómetros por hora y cuyas baterías tienen ahora autonomía suficiente para una carrera completa. Al principio, fueron necesarios dos autos para completar una carrera de 45 minutos, y el piloto debía cambiar de auto a media carrera si quería llegar a la línea de meta. Ahora, con el Gen2, un auto es suficiente.

 

Artículos relacionados