Automotriz 

Ford desarrolla tecnología para facilitar la comunicación entre personas y vehículos autónomos

Hoy, un simple movimiento de cabeza o una señal con la mano por parte del conductor suele ser suficiente para indicar que está bien que un peatón cruce la calle, pero en un futuro con vehículos autónomos circulando, ¿cómo se comunicará un automóvil sin conductor humano con peatones y ciclistas?

 

Intentando prepararse para esta eventual realidad, Ford Motor Company trabaja en el desarrollo y prueba de sistemas que apuntan a la adopción de un patrón de señalización para autos autónomos. El objetivo es crear un lenguaje universal de luces para que todos los usuarios de las calles – peatones, ciclistas, motociclistas y conductores – puedan entender si el vehículo autónomo desea partir, parar o simplemente seguir adelante.

 

Para que la tecnología de autos autónomos alcance éxito es vital que todos tengan confianza en cómo funciona“, indicó John Shutko, experto Técnico de Factores Humanos para Vehículos Autónomos de Ford. “Por eso, junto con todos los desarrolladores, empresas automotrices y de tecnología, estamos buscando crear un estándar en la industria“, agregó.

 

Para ello, Ford continúa trabajando también con la Organización Internacional de Normalización (ISO) y la Sociedad de Ingenieros Automotores (SAE). Los tres puntos principales de la estandarización son el diseño y el color de las señales, además del lugar de su instalación en el vehículo.

 

Códigos de luz

 

El año pasado, Ford probó junto con el Virginia Tech Transportation Institute (VTTI) un sistema de señalización montado en el techo de Transit. La van era dirigida por un conductor, pero fue camuflada con un traje especial para simular un vehículo autónomo. Equipada con múltiples cámaras, el modelo recorrió más de 3,000 km y registró las reacciones de las personas ante tres códigos de luz:

  • Detención: dos luces blancas moviéndose de un lado a otro, indicando que el vehículo está a punto de detenerse por completo.
  • Modo de conducción autónoma activa: luz blanca fija para indicar que el vehículo está conduciendo de manera autónoma.
  • Listo para partir: la luz blanca parpadea rápidamente para indicar que el vehículo está comenzando a acelerar desde una parada.

Todas las imágenes fueron catalogadas y mostraron que las señales no generaron ningún comportamiento inseguro en los usuarios.

 

Para comprobar esta aceptación, también se realizó un estudio en un ambiente de realidad virtual. Para observar la reacción de las personas, los participantes se ubicaron en una esquina, delante de varios vehículos circulando en un cruce, algunos de ellos equipados con las señales luminosas y otros no. Solo necesitaron dos exposiciones para que los participantes aprendieran el significado de una señal y de cinco a diez exposiciones para que comprendieran las tres señales.

 

“Lo más alentador de este estudio fue mostrar que las señales aumentan la confianza de las personas en los vehículos autónomos cuando logran entender mejor su movimiento“, explicó John Shutko.

 

Próximos pasos

 

En su siguiente etapa, el sistema se probará nuevamente en el mundo real, para lo que se observarán las reacciones de los usuarios de las calles usando una pequeña flota de Fusion Hybrid autónomos de investigación en la región de Miami, Florida. Los testeos también se están realizando en Europa para entender cómo las señales se entienden en otras regiones y culturas.

 

Es esencial que el patrón adoptado sea comprendido tan rápidamente como una luz de freno. Estamos abiertos a trabajar juntos para que los vehículos autónomos sean integrados a la sociedad sin confundir a las personas“, agregó John Shutko.

 

Para conocer más sobre Ford Perú visita la web oficial: https://www.ford.pe/

 

 

Artículos relacionados