Dakar Principal 

Al Attiyah ficha con Toyota

Nasser2

Nasser Al Attiyah no pudo destacar en la pruebas de tiro en los Juegos de Río (eliminado en las calificaciones), pero ya se fija objetivos al máximo nivel para el Dakar 2017. Estará al volante de un Toyota, con Giniel De Villiers y Leeroy Poulter como compañeros de equipo. Además, es posible que estrene el nuevo dos ruedas motrices diseñado por la estructura  Toyota Gazoo Racing.

 

Novedades en Toyota y de las importantes. Tras el segundo puesto logrado en Buenos Aires con cerca de 35 minutos de retraso frente al Peugeot de Stéphane Peterhansel, el explosivoNasser Al Attiyah dejaba claro que tantearía una nueva vía para intentar adjudicarse un tercer título en el Dakar, tras los de 2011 y 2015. El suspense se ha mantenido a lo largo de toda la temporada en cada una de sus apariciones, con 5 victorias cosechadas en el Mundial al volante de un Hilux. Al final, el piloto qatarí tomará la salida de la edición 2017 con el equipo Toyota Gazoo Racing. “He disputado las 5 pruebas del Campeonato Mundial FIA con Toyota y las he ganado todas. Así que tengo confianza y posibilidades para imponerme de nuevo en el Dakar”, precisa Al Attiyah. Este nuevo “dream team” sudafricano, en plena constitución, está listo para medirse con Peugeot, gran coleccionista de títulos, y con la armada de los Mini. AlAttiyah se suma a Giniel De Villiers, que ha llevado a Toyota al podio en cuatro ocasiones en las últimas 5 ediciones, así como a Leeroy Poulter, que sigue aprendiendo y progresando, con un 5º puesto en 2016.

 Toyota_Hilux_Evo_4_MD

Al talento se suman también las novedades técnicas porque Toyota prepara una versión de dos ruedas motrices del Hilux, bautizado “Toyota Hilux Evo”, para poder plantar cara a Peugeot y Mini en enero. Aunque se mantiene en secreto el número y los nombres de los pilotos que lo conducirán, el último de los pick-up salido del taller se beneficiará del reglamento que autoriza, entre otros, la instalación de un sistema automático de hinchado y deshinchado de los neumáticos, así como de una altura al suelo superior a su hermano mayor de cuatro ruedas motrices. A su vez, este último contará con una brida de suministro de aire de 38mm que reducirá los efectos de la altitud sobre su motor atmosférico. Nasser Al Attiyah, todavía no ha tenido ocasión de realizar una comparación minuciosa, así que aún no ha decidido con qué modelo disputará la prueba en enero: “me siento muy cómodo con el 4X4, pero tengo muchas ganas de probar el buggy. En Sudáfrica he podido pilotarlo, pero las pruebas las haremos en Marruecos a finales de mes. Ahí ya sabremos un poco más”.

 

Tras su colección de puestos de honor en los últimos cinco años, Toyota cuenta, poco a poco, con todas las bazas necesarias para colocarse en lo más alto del podio.

Artículos relacionados