Automotriz Principal 

LA GRATIFICACIÓN DE DICIEMBRE PUEDE TRANSFORMARSE EN LA INICIAL DE UN BIEN DURADERO

FOTO-MANO

La gratificación de fin de año se convierte en el tan esperado capital destinado a pagar deudas, empezar a ahorrar, realizar gastos postergados, visitar algún nuevo destino o aprovechar los descuentos de las fechas; sin embargo, se puede convertir en la opción ideal para invertir de manera inteligente y con cautela en un fondo mutuo o en la adquisición de un bien mayor como un auto o un departamento a partir de una inicial.

“Las familias deben analizar las necesidades primarias antes de gastar el dinero apresuradamente. La decisión de invertir debe tener en cuenta los ingresos mensuales para asegurar el pago en caso de adquirir un bien a largo plazo e informarse sobre los diferentes planes de financiamiento disponibles para seleccionar el que más se adecua al presupuesto”, indicó Javier González, gerente comercial de MAF, financiera automotriz y aliado estratégico de Toyota del Perú.

De acuerdo a ello, y pensando en una buena inversión, MAF presenta el plan EJECUTIVO PREMIUM, un plan único e innovador que permitirá que las personas naturales puedan acceder a un crédito vehicular con una TEA desde 5.99% para obtener un Toyota Rav4, Highlander, LC Prado, 4Runner, FJ Cruiser o Fortuner.

Del mismo modo, González comentó la importancia de mantener un buen comportamiento de pago para que las puertas del sistema financiero se abran con mayor facilidad y tener en cuenta que es recomendable no endeudarse por encima de la capacidad real de pago mensual. Por ello es necesario, fijarse más en el total de la cuota mensual a pagar en lugar de la tasa que se le ofrece, pues ésta podría tener otros gastos no considerados. Además, el ejecutivo aconseja tener en cuenta la moneda en la que se perciben los ingresos para elegir un crédito vehicular en la misma moneda y así evitar una diferencia en las cuotas de pago.

Por otro lado, si de elegir un vehículo se trata debe enfocarse en marcas de prestigio que ofrezcan un respaldo futuro respecto a servicios complementarios y repuestos. Asimismo, esto garantizará que su valor no se deprecie rápidamente y pueda venderse con mayor facilidad.

“Con la gratificación de diciembre y con el ahorro del año, quizá tenga ya el dinero suficiente para una buena cuota Inicial que lo conducirá al añorado sueño del carro propio”, concluyó González.

Artículos relacionados