Automotriz Principal 

ANNA GRECHISHKINA RECORRE EL MUNDO A BORDO DE UNA KTM PARA CUMPLIR SU INICIATIVA “YO TENGO UN SUEÑO”

ANNA-GRECHINSKINA

En una entrevista exclusiva, la motociclista ucraniana, Anna Grechishkina a bordo de su KTM 1190 Adventure hace un alto a su travesía por el mundo con el nombre “I have a dream” (Yo tengo un sueño), para compartir su iniciativa de promover a las personas que busquen sus sueños y además recaudar fondos de motociclistas para apoyar el desarrollo de la niñez.

Con apoyo de KTM, al proveerle la moto y el mantenimiento necesario en los países que recorre, Anna desde el 2013 que inició el viaje, saliendo de Ucrania hacia Rusia, Asia del Sur, Tailandia Malasia, Singapur, Australia, Canadá, Estados Unidos, México, Centro América, Colombia, Ecuador y Perú. Luego de pasar por Puno y Cusco su siguiente país será Bolivia, para después continuar su travesía por Chile, Argentina, Brasil, África, donde atravesará el continente hasta llegar a Egipto, luego recorrerá todo Europa y regresará a su país natal.

Esta iniciativa empezó con un sueño personal, el de conocer la cultura y los diferentes países, para luego motivar a las personas a realizar sus sueños, como lo hizo Anna. En el camino se dio cuenta que este mensaje también deben oírlo los niños, para que desde pequeños luchen por sus sueños y así empezó a dar charlas en los colegios de los países que visita.

ANNA-GRECHINSKINA-EN-PERU

“El objetivo de mi viaje es conocer el mundo, a las personas y conocerme a mí misma, porque esta experiencia de viajar por diferentes países sobre una moto es única. Pienso que es una gran manera de aprender sobre la vida y las diferentes culturas. Y para lograr esto debía vencer mis miedos, el salir sola por el mundo no es fácil, pero me di cuenta que era mi sueño y decidí intentarlo por eso el nombre del viaje es -Yo tengo un sueño-”, contó Anna.

En el trayecto, luego de compartir con las personas que iba conociendo, se dio cuenta que debía transmitir el mensaje que a ella, la motivó a cumplir sus metas. “La primera parte era hacer este viaje por mí misma, pero esta travesía no es solo por el deseo de viajar, me gusta conocer gente, conocer jóvenes y niños en las escuelas. El hablar con ellos y animarlo a seguir sus sueños, que todo es posible se volvió un objetivo importante en este viaje. Les digo que aunque uno tiene muchos obstáculos para cumplir con sus metas lo importante es dar el primer paso y luego las puertas se abrirán. Por ello, trato siempre en el país que estoy visitar escuelas, orfanatos, hospitales, y conocer motociclistas y comunidades, para transmitir este mensaje”, agregó.

Esta travesía se hizo posible con el apoyo de la empresa de motos KTM, quienes se acercaron a ella para promover el viaje, dándole las facilidades necesarias como el mantenimiento de la máquina en cada país al que ella llega. “Estoy contenta y agradecida con el apoyo de KTM, la moto no me ha dado ningún problema durante el camino, tengo las herramientas básicas como para cambiar una llanta y con el mantenimiento en los concesionarios autorizados por KTM, la moto esta perfecta”, dijo.

Finalmente, Anna deja un mensaje final para los jóvenes peruanos: “Les digo a los jóvenes que la educación es muy importante para conocer el mundo, es importante tener el conocimiento como el idioma, primero estudien, prepárense para luego ir detrás de sus sueños. No tengan miedo, es importante que den el primer paso y no quedarse sentado soñando sino ir detrás de lo que quieren”.

Artículos relacionados